La Importancia del Content Manager

Las profesiones relacionadas con las Redes Sociales y la Web 2.0 siguen generando una gran cantidad de discusiones y de informaciones laberínticas que una vez te atrapan, te condenan a navegar de un enlace a otro sin demasiado concierto ni orden. El problema aquí no es tan complicado como pudiese parecer: en las grandes empresas, el Departamento de Finanzas puede llegar a albergar hasta 20 o treinta diferentes perfiles profesionales sin que a nadie le espante; por contra, todos esos perfiles confluyen en uno único cuando hablamos de un empresario, o de una PYME. Lógicamente, la diversificación de perfiles profesionales es una necesidad impuesta por la idiosincrasia y volumen de la misma empresa o tarea a realizar. De igual modo ocurre con el Marketing. Tanto un empresario como Coca-Cola necesitan del Marketing, pero no de la misma forma, y de ahí que existan grandes franjas de diversificación entre los perfiles. Una Pyme de menos de 40 trabajadores por ejemplo, tenderá a tener un Communty Manager para realizar estrategias, planificación, interacción, diseño, comunicación, contenido, etc.
Si aumentamos a unos 150 trabajadores, por ejemplo, estamos hablando de un Social Media Strategist y un Community Manager, al menos y dependiendo de la actividad, servicio o producto de la pyme. Y así hasta llegar a los grandes departamentos de Marketing con un listado más o menos largo de perfiles profesionales, que además, surgen adscritos a la Web 2.0 y están todavía en el aire. Pues bien, en ese organigrama, hay un lugar específico y muy necesario: Content Manager

¿Qué es un Content Manager?

En pocas palabras, es quien gestiona los contenidos. Es decir, es un profesional de la palabra con un perfil preferentemente del área de las humanidades, periodismo probablemente, y/o filología, que ha realizado cursos, másters, postgrados, etc, de formación adicional en Social Media, Marketing, Relaciones Públicas, Comunicación 2.0, etc, y que cuya responsabilidad es:

-documentarse adecuadamente y seguir en todo momento las novedades y actualizaciones de su área, ámbito o nicho de mercado para poder generar contenidos de interés en el blog corporativo y la web 2.0

-crear contenidos para las comunicaciones de empresa, anuncios, notificaciones, promociones, etc.

-realizar las labores de redacción, edición y publicación en todos los medios que contengan escritos tanto propios como de equipo (en este sentido, funciona igual que un editor de revista digital, edición, coordinación, distribución, publicación, etc)

¿Y en qué se diferencia de un Community Manager?

Por decirlo en pocas palabras, el CM propaga el contenido que genera el Content Manager, además por supuesto, de otras muchas cosas, pero digamos que básicamente esa es la principal base para distinguirlos. En un departamento de Marketing que contemple varios perfiles profesionales con especialización, el CM se ocupa básicamente de generar conversación, engagement, ruido, reputación, marca, etc, dentro de la estrategia común. El Content Manager por su parte, se centra en los contenidos, el Blog, la edición, la creación de textos, slogans, publicidad, videos, imágenes, etc., es el “creativo” de la palabra, por así decirlo.

No es una figura que deba pasar desapercibida y de hecho, ya hemos llegado a ese punto en el que los Blogs están cada vez más siendo una fuente de información fidedigna y consultada por los internautas, audiencia y clientes de una marca. Y como siempre he dicho, en unos cinco años los Blogs habrían desplazado a otros medios de comunicación como fuentes de información.

Por ello debemos tomarnos muy en serio el perfil de los Editores de contenido o Content Managers, un buen comunicador que enganche y sea capaz de transmitir la fuerza, la seguridad, los valores, la personalidad y el potencial de una marca, y que hable el lenguaje de nuestros clientes y la empresa, es uno de nuestros principales activos a la hora de presentarnos ante una audiencia cada vez más exigente con los contenidos. La reputación, que a menudo me parece la gran olvidada, jamás debe ser olvidada a la hora de generar contenidos, de escribir un post, un artículo, un whitepaper o un anuncio, y para ello, debemos buscar a un experto profesional de la palabra con una formación y habilidad específica para los contenidos 2.0.

Anuncios

20 Elementos Persuasivos del Marketing de Contenido

Tal vez te sientes inspirado, o tal vez sólo estamos muy contentos de encontrar a alguien que realmente te pone atención. En cualquier caso, tu atención está atrapada y no puedes mirar hacia otro lado. Acabas de ser hechizado por el contenido. Nos agarra como nada más puede y nos obliga a estar ahí.

¿Cómo?

La verdad es que las palabras son cosas muy poderosas. Pueden hacernos comprar cosas que no creemos que sean necesarias. Se puede revelar ideas que hemos estado buscando durante años. Pueden hacernos llorar o reír casi histéricamente. Los escritores profesionales saben cómo utilizar las palabras adecuadas para comunicar su intención, se convierten en dueños de contar historias a través del tiempo. Pero no escriben el contenido al azar. Ellos escriben contenido persuasivo. Y si quieres dominar este arte, tienes que empezar con lo básico.

En este caso te presento 48 elementos esenciales de la A a la Z (bueno, casi) para empezar a escribir contenidos persuasivos:

1. Ansiedad: La palabra escrita debería provocar una respuesta, pero el contenido realmente convincente contiene múltiples respuestas. El principal de ellos es la ansiedad. Los lectores deben sentir que necesitan seguir y tener más ahora. No tengas miedo de hacerlos sudar.

2. Autenticidad: el contenido entregado a tiempo te da más espacio para persuadir más que una página completa de ventas. Un disparo en original a tiempo es más convincente. Así que pon las palabras adecuadas para dar buen uso a la escritura original. La confiabilidad es muy convincente.

3. Autoridad: Si vas a convencer a alguien con tus palabras tienen que sonar verdaderas. Escribe con autoridad y asegúrate de usar el tipo de ejemplos que resuenan con los lectores. Si estás escribiendo a las madres, por ejemplo, conoce bien si la palabra “mamá” se puede usar.

4. Cajas: Divide tu texto mediante la inclusión de cajas y barras laterales con detalles adicionales, incluyendo gráficos, tablas, listas con viñetas y citas atractivas.

5. Saltos: No hay nada peor que los gigantescos bloques de texto. Dar formato al contenido que sea fácilmente susceptible de ser analizada en un solo vistazo. Divide tus líneas cada dos o tres frases. El espacio en blanco es tu amigo.

6. Bullet Points: Las listas son lo más común de leer en una página de mucho contenido. Puntos particularmente efectivos -son rápidos y fáciles de hojear. Dedica algún tiempo a escribir bien cada punto.

7. Botones: Deja saber lo que se puede hacer a continuación. Tener un botón para que me ayude “Buy Now” o ” Haga clic aquí para registrarse.” Estos botones ayudan a obtener una mejor respuesta en los enlaces de una página.

8. Frases: Coloca las cajas a buen recaudo con fragmentos de texto rápidos. Escribir con la intención de crear frases hechas – cosas que otros pueden usar en Twitter o recordar sobre lo que están leyendo. Sé inteligente, pero sutil. Recuerda que quieres guiar al lector a través de tus contenidos no a forzarlos a ejecutar tareas.

9. Titulares llamativos: Si lees con regularidad, sabes la importancia de los titulares. ¿Cómo vas a llegar a los lectores para que te presten atención? “10 cosas que nunca se sabe acerca de los frijoles” es mucho más atractivo que “Frijoles: Datos e información” por ejemplo.

10. Color: Uso de colores para tu ventaja al escribir el contenido. No tienes que hacer tus colores diferentes en cada palabra necesariamente, pero pensar en la propia página y la forma de mostrar el texto que estás creando. La saturación de un solo color (porque es el institucional) no te ayudará mucho. Busca una paleta de 4 a 8 colores para combinar en tu contenido.

11. Comas: Las comas son grandes pero con moderación y sólo cuando sea necesario. Si te encuentras a menudo poniendo en más de una coma en una oración, puede ser una señal de que las oraciones son demasiado largas. Frases de largo aliento confunden a los lectores.

12. Lenguaje común: Sabemos que eres inteligente y sabes el significado de todo tipo de palabras grandes, y de lujo. Pero a menos que estés tratando de ser irritante, no hables así enfrente del lector. Danos algo de conversación con un lenguaje común que podemos entender y compartir.

13. Tropicalizar idiomas: En el caso del español existen muchas variantes para la misma palabra en cada país o región donde se habla español. Utilizar términos familiares a la población que le quieres llegar enganchará más a tu lector. Es rápido, fácil y cómodo de inmediato para los lectores.

14. Guiones: Las comas sin duda tienen su lugar, pero toma en cuenta que el guión es poderoso. Los guiones son excelentes para romper visualmente el texto, y tienden a hacer que el contenido se sienta menos formal. Debido a que son una fuerza visual y también puede ayudar con claridad – es fácil ver la ruptura de la frase.

15. Profundidad: Sólo porque estás evitando excesivamente palabras elegantes no significa que vas a insultar la inteligencia del lector. El contenido tiene que llevar profundidad. Deja a los lectores tan satisfecho como si acabaran de comer una buena torta.

16. Direcciones de correo electrónico: Si deseas hacer un auténtico contenido, especialmente en una página de destino, deja a tus clientes tu información de contacto. Haz que tu dirección de correo electrónico o un formulario de contacto sea muy fácil de encontrar. Si tu empresa tiene una dirección física, incluye eso también.

17. Respuesta emocional: El contenido atractivo es un asunto de gran alcance. Si puedes evocar una respuesta emocional del lector – hacerla reír, llorar o enojar – vas a conseguir que sean más comprometidos y más propensos a leer y actuar en lo que es que están leyendo.

18. Extras: Si tu contenido lleva a una gran promoción, asegúrese de tirar algunos extras. Incluye un bono de valor o tal vez enlazan con recurso adicional como parte de tu contenido para crear más confianza con el lector. Entregar un montón de valor adicional.

19. Ojos: Un truco simple de contenido persuasivo – incluir una imagen para los ojos. Por ejemplo, si tienes una foto de una mujer mirando a la izquierda, los ojos del lector verá a la izquierda también. Ellos quieren ver lo que está viendo ella. Así que si necesitas atención en algo en la página, deja que los ojos marquen el camino.

20. Hechos: Un buen contenido se basa en hechos. Incluyendo hechos reales y estadísticas que hace el material memorable y fiable.

Pero el contenido altamente persuasivo – gotea a través del tiempo – hace el 90% del trabajo que un solo disparo de redacción solía hacer. Es por eso que el marketing de contenidos es tema candente de este año – y será en los próximos años.

Con el contenido tienes más posibilidades de presentar tu caso, más oportunidad de construir relaciones de confianza. Puedes jugar con el tono, el enfoque y sesgo. Sin embargo, el contenido sólo vale la pena leer realmente si tiene algo que conectar con el consumidor – el contenido persuasivo es sin duda el rey del marketing.